Mi madre fue violada, pero prefirió darme en adopción antes que el aborto [VIDEO]

, 16 May. 18 (ACI Prensa).- Karina Estrella Etchepare es una mujer que nació producto de una violación y hoy con fortaleza agradece el gesto de su madre, que a través de la adopción le permitió vivir.

Su madre biológica vivía en el barrio Bernal de Buenos Aires (Argentina) en un contexto de pobreza, violencia y alcoholismo. Fue violada por su padrastro y quedó embarazada a los 14 años.

Karina Estrella comentó a la productora Faro Films que la familia biológica hizo lo posible porque su madre la abortara. “Yo creo que si (la pastilla) hubiera existido, hoy no la estoy contando”, dijo.

Sin embargo, el embarazo continuó y un día su familia biológica ofreció a la bebé, aún no nacida, a una vecina del barrio. “Para mi abuela biológica yo era una abominación, pero para mi mamá biológica no”, relató.

Así fue como a los 22 días de nacida, Karina Estrella fue entregada a esa vecina que vivía con su esposo y un hijo de 21 años. La recién nacida llegó a su nuevo hogar con la ropa ahumada, sucia y quemaduras de tercer grado en sus genitales.

A Karina Estrella le contaron que cuando terminaron el baño ella suspiró. “Yo me sentí salvada, sentí que me habían sacado de ese infierno, sufriendo, con un destino que quizás no lo habría contado”.

La mujer que la acogió comenzó entonces los trámites legales para lograr la adopción plena. La denuncia policial y el consentimiento de ambas partes eran algunos de los requisitos.

El juez, indignado por la situación, le dijo a la familia biológica “que nunca se acercaran a molestar”.

A los ocho meses de vida de la bebé, la madre biológica se presentó para saber de su hija, pero fue advertida de la orden de alejamiento y solo acarició un gorro de la niña. Luego se fue y “nunca más la vieron”.

Karina Estrella conoció a los ocho años su origen y desde entonces "fueron muchos años de cicatrizar y comprender sobre todo. A medida que iba madurando iba aprendiendo a entender y comprender la historia desde la otra posición. Con el tiempo fui adquiriendo la historia”, explicó.

Con los papeles originales del nacimiento y los datos de su madre biológica, Karina Estrella, ya graduada de contadora, comenzó a buscarla porque “quiero cerrar mi historia, quiero escuchar, que me cuente qué pasó, cómo está y, sobre todas las cosas, quería agradecerle que me había salvado de los abortos y que me dio en adopción”, pensaba la joven.

Sin muchas esperanzas, Karina Estrella se enteró a través de una página de búsqueda de personas del Gobierno, que su madre biológica había muerto a los 25 años.

Sin embargo, se encontró con la familia que su madre había formado. Conversó con ellos y supo que su madre biológica fue devuelta a su abusador, que fue enviada a prostituirse y como se negó fue internada en un colegio hasta los 18 años, que la buscó intensamente pero su abuela biológica le negó la informaciónse, que se suicidó.

A pesar de que no pudo conocerla, Karina Estrella agradeció las “fuertes convicciones” que tenía a pesar de ser tan joven. “Nunca me vio como fruto de una violación, ni un trauma, ni que yo fuera una aberración, siempre fue amor como una madre a sus hijos”, expresó Karina Estrella.

“Me dio una oportunidad para vivir y me salvó al darme en adopción, me ayudó, me salvó la vida”. “Y no hubiera sido lo que soy hoy si no hubiera sido dada a esa familia tan amorosa. Me hubiera gustado que (ella) hubiera tenido una oportunidad para poder ser feliz”, aseguró Karina.